Categoría: Piel grasa

La piel grasa está marcada por una piel gruesa, de textura grasienta. Se atribuye principalmente al agrandamiento de los poros y a la hiperactividad de las glándulas sebáceas.

Las personas que tienen la piel grasosa suelen tener brotes frecuentes. Esto puede afectar en gran medida a su calidad de vida.